20 de marzo de 2010

Enseñanza y Educación


Calidad de la Enseñanza...

En nuestro país existe un debate importante sobre este tema. Muchos opinan aunque no todos los que lo hacen entran en las aulas. Los que entramos en ellas sabemos que el aprendizaje que los alumnos pueden adquirir no sólo depende del profesor sino también del contexto del centro, recursos disponibles, gestión de dichos recursos y otros muchos factores (normas, cumplimiento de las mismas, equipos directivos, claustros de profesores, departamentos de orientación, actitud de los padres y del Consejo Escolar...).

Un factor importante, que suele pasarse por alto, es la "ratio" (nº alumnos/aula) para cada especialidad o asignatura. Para especialidades troncales como Lengua y Matemáticas suelen existir apoyos que permiten trabajar estas materias con grupos reducidos de alumnos con dificultades de diverso tipo que el sistema cataloga de ACNEEs, ANCEs...pero esos mismos alumnos pueden estar incluidos, para otras especialidades, con el resto del grupo base. Los "expertos", que habitualmente no pasan muchas horas en las aulas y si lo hacen tienen bajas ratios, explican estas circunstancias como necesarias para la mejor integración y aprendizaje escolar de los alumnos y desde luego, desde un punto de vista "teórico" no les falta razón. El problema está en que en la "práctica" diaria, cuando las dificultades de los alumnos ANEEs, ANCEs...son complejas y el número de ellos es significativo en el aula y/o centro, lo que sucede es que la anhelada "calidad educativa" se resiente para todos los alumnos. Tengase en cuenta que, en muchas ocasiones no pueden utilizarse ni recursos ni estrategias que, aún disponibles, no son viables en esas circunstancias.

Lo que sucede en la "práctica" es que lo único que podemos hacer es recurrir a una enseñanza de mínimos que es en la que estamos nos guste o no...Por supuesto, estoy de acuerdo con "psicopedagogos"...que en "teoría" caben otras muchas estrategias que sin duda a ellos se les ocurren en sus despachos...

Calidad en la Educación...

En nuestro país y probablemente en otros, da la impresión que muchos confunden "Enseñanza" y "Educación" como si fuesen lo mismo y mezclasen la responsabilidad de ambos conceptos. De hecho E.S.O. son las iniciales de "Educación Secundaria Obligatoria" cuando lo correcto posiblemente sería que lo fueran de "Enseñanza Secundaria Obligatoria". Los profesores somos enseñantes y los alumnos deberían ser aprendices y por ello, hablamos de procesos de Enseñanza-Aprendizaje entre Profesores y Alumnos. En nuestra labor como enseñantes, en ocasiones, cuando podemos o sabemos enseñamos alguna norma de educación. Ejemplo 1: Que los alumnos estén sentados al llegar el profesor, con los materiales de estudio y/o trabajo dipuestos y una cierta actitud a aprender algo (todo lo cual suele estar recogido por los Reglamentos de Regimen Interior de cualquier centro); ejemplo 2: No hacer "dieciocho" preguntas por "dieciocho" alumnos diferentes simultáneamente al profesor (que dicho sea de paso sólo tiene dos ojos y dos oídos...) y además hacerlas antes de que el profesor haya abierto su boca, haya colocado su material de trabajo sobre su mesa y haya pasado lista (como es su obligación...); ejemplo 3: Levantar la mano antes de hacer alguna pregunta que rompa la dinámica de la clase y procurar que dicha pregunta venga a cuento con el tema a tratar o tratado (no dar por sentado que por el hecho de levantar la mano el alumno tiene derecho a formular la pregunta. Será el profesor quien juzge si el momento, el "clima" en el aula o cualquier otra circunstancia permitan o no dicha pregunta).

Los padres y madres somos responsables de la educación de nuestros hijos pues es con ellos con quienes éstos comparten la mayor parte del tiempo, cercanía y cariño. Los profesores sólo somos enseñantes, mejores o peores, que sólo podemos ejercer de tales cuando existe una base mínima de educación en nuestros alumnos y por cierto, a la mayoría de los profesores que conozco no se les ocurriría ir a los trabajos respectivos de los padres y madres de sus alumnos a indicarles con detalles precisos cómo éstos deber realizar dichos trabajos. Pongamos un último ejemplo: Un profesor que tenga un padre piloto de avión. Ustedes se imaginan que el profesor fuese al aeropuerto, llegase a la cabina del avión e hiciese algún tipo de indicación sobre las maniobras a realizar por que un hijo del profesor viajase en dicho vuelo...

Saludos a todos de José Antonio.

1 comentario:

  1. hola me a gustado mucho tu blog es muy didactico y divertido si quieres puedes visitar mi blog:http://pokechora.blogspot.com/
    es una escuela online si quieres participar esta bien recibido

    ResponderEliminar

Si lo deseas deja aquí tu comentario: